Archivo de la categoría: Novenas

Novena a la Divina Misericordia

El Viernes Santo del año 1937, Jesús le pidió a Santa Faustina que rezara una novena especial antes de la Fiesta de la Misericordia, desde el Viernes Santo. Él mismo le dictó las intenciones para cada día. Por medio de una oración específica, ella traería a su Corazón a diferentes grupos de almas cada día y las sumergería en el mar de su misericordia. Entonces, suplicaría al Padre, por el poder de la Pasión de Jesús, que les concediera gracias a estas almas.

Celebración de la Fiesta de la Misericordia

 Para observar la Fiesta de la Misericordia, debemos:

 1.- Celebrar la Fiesta el domingo después de la Pascua de Resurrección.

 2.- Arrepentirnos sinceramente de todos nuestros pecados.

 3.- Confiar por completo en Jesús.

 4.- Confesarnos preferiblemente antes de ese domingo.

 5.- Recibir la Santa Comunión el día de la Fiesta.

 6.- Venerar (hacer un acto o demostración de profundo respeto religioso hacia ella por la persona a quien representa, en este caso a nuestro Señor Jesucristo) la Imágen de la Divina Misericordia.

 7.- Ser misericordioso con los demás a través de nuestras acciones, palabras y oraciones a nombre de ellos.

  Deseo

 Dijo el Señor a Sor Faustina: Durante esos nueve días lleva a las almas a la fuente de mi misericordia para que saquen fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte. Cada día traerás a mi Corazón a un grupo diferente de almas y las sumergirás en este mar de mi misericordia. Y a todas estas almas yo las introduciré en la casa de mi Padre (…) Cada día pedirás a mi Padre las gracias para estas almas por mi amarga pasión.

 NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA

 Se recomienda que se recen las siguientes intenciones y oraciones de la novena junto con la Coronilla de La Divina Misericordia, ya que Nuestro Señor pidió específicamente una novena de Coronillas, especialmente antes de la Fiesta de la Misericordia.

 Cómo rezar la Coronilla a la Divina Misericordia (en un rosario común)

 1.- Un Padre nuestro.

 2.- Un Ave María.

 3.- Un Credo de los Apóstoles.

 4.- En la cuenta grande antes de cada decena:

 Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

 5.- En las diez cuentas pequeñas de cada decena:

 Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero. 

6.- Al final después de las cinco decenas:

 Santo Dios Santo Fuerte Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. (tres veces)

  PRIMER DÍA Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Una Poderosa Novena Al Patriarca San José

Esta Novena ha demostrado ser altamente eficaz. Parece ser Agradable al Patriarca San José y ayudar a las almas. Esta Forma de Novena originalmente fue ideada por el célebre Padre Louis Lallemant, habiendo resultado eficaz, particularmente en la obtención de Favores a través de la Intercesión del Santo Patriarca. En la biografía de este santo, aprendemos que el Patriarca San José nunca le negó cualquier petición; la historia narra que en una ocasión Padre Louis insto a dos jóvenes para hacer esta Novena, prometiéndoles que obtendrían todo lo que pidiesen a través de la Intercesión del Patriarca San José. Si, a su vez, ellos mostrasen a San José un Honor Especial y difundiesen su devoción entre otros. Ambos acataron la sugerencia. Uno de ellos pidió al Patriarca San José la gracia de hablar y escribir dignamente de N.S. Jesucristo. Pero al día siguiente, este fue a decirle a P. Louis que, habiendo reflexionado, desea cambiar su petición a una gracia diferente, la cual consideraba mas propicia a su perfección. Este respondió: “Ahora es demasiado tarde para pedir otra gracia siendo que la primera ya te ha sido Concedida “. Esa gracia fue mostrada visiblemente a lo largo de su vida; debemos hacer notar que este Padre fue uno de los más destacados predicadores y escritores de su época.

 Novena al Patriarca San José

No se necesitan rezar oraciones particulares en esta Novena, solamente rezar, durante los Nueve Días: La Visita al Patriarca San José: espiritualmente, por cuatro veces al día y honrarlo Rezándole. Lee el resto de esta entrada

Novena a San José

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

Por la señal …

 Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre, Redentor mío, por ser Tu quien eres, bondad infinita y por que te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido,también me pesa porque puedes castigarme con las penas del infierno. Animado con tu divina gracia,

propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta, Oh gloriosísimo Padre de Jesús, Esposo de María. Patriarca y Protector de la Santa Iglesia, a quien el Padre Eterno confió el cuidado de gobernar, regir y defender en la tierra la Sagrada Familia; protégenos también a nosotros, que pertenecemos, como fieles católicos. a la santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y alcánzanos los bienes necesarios de esta vida, y sobre todo los auxilios espirituales para la vida eterna. Alcánzanos especialmente estas tres gracias, la de no cometer jamás ningún pecado mortal, principalmente contra la castidad; la de un sincero amor y devoción a Jesús y María, y la de una buena muerte, recibiendo bien los últimos sacramentos. 

Oh gloriosísimo Padre de Jesús, Esposo de María. Patriarca y Protector de la Santa Iglesia, a quien el Padre Eterno confió el cuidado de gobernar, regir y defender en la tierra la Sagrada Familia; protégenos también a nosotros, que pertenecemos, como fieles católicos. a la santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y alcánzanos los bienes necesarios de esta vida, y sobre todo los auxilios espirituales para la vida eterna. Alcánzanos especialmente estas tres gracias, la de no cometer jamás ningún pecado mortal, principalmente contra la castidad; la de un sincero amor y devoción a Jesús y María, y la de una buena muerte, recibiendo bien los últimos Sacramentos.

 ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

 Oh custodio y padre de Vírgenes San José a cuya fiel custodia fueron encomendadas la misma inocencia de Cristo Jesús y la Virgen de las vírgenes María; por estas dos queridísimas prendas Jesús y María, te ruego y suplico me alcances, que preservado yo de toda impureza, sirva siempre castísimamente con alma limpia, corazón puro y cuerpo casto a Jesús y a María. Amén.

 Jesús, José y María, os doy mi corazón y el alma mía

 Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.

 Jesús, José y María, con Vos descanse en paz el alma mía.

 Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 Antífona. Tenía el mismo Jesús, al empezar su vida pública, cerca de treinta años, hijo, según se pensaba de José.

 V. San José, ruega por nosotros.

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.

 Oración. Oh Dios que con inefable providencia te dignaste escoger al bienaventurado José por Esposo de tu Madre Santísima; concédenos que, pues le veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle como protector en los cielos. Oh Dios que vives y reinas en los siglos de los siglos. Amén.

 1. Día

 Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.

 Oh benignísimo Jesús así como consolaste a tu padre amado en las perplejidades e incertidumbres que tuvo, dudando si abandonar a tu Santísima Madre su esposa, así te suplicamos humildemente por intercesión de San José nos concedas mucha prudencia y acierto en todos los casos dudosos y angustias de nuestra vida, para que siempre acertemos con tu santísima voluntad.

 Terminar con la oración final para todos los días. Lee el resto de esta entrada

NOVENA A LA VIRGEN DESATANUDOS

VIRGEN MARÍA DESATA NUDOS 

Es una advocación de la Inmaculada Concepción.
Fiesta: 8 de diciembre
Patrona de: Matrimonios y Conflictos

Las madres siempre están desatando nudos en el hogar. María Santísima, la mejor de las madres, conoce muy bien los nudos que nos atan a pecados y a problemas que parecen no tener solución. Como la vemos en la pintura, ella desata nuestros nudos. Confiémoslo todo en sus manos. Sobre todo los nudos de la vida conyugal.

La Virgen actuando bajo la fuerza e inspiración del Espíritu Santo que está sobre ella en forma de paloma. Está rodeada de ángeles que le asisten pues ella es la reina. A su izquierda un ángel le alcanza la cinta llena de nudos, a su derecha otro ángel recoge la cinta ya desatada. 

La Virgen Desatanudos es una advocación de la Inmaculada Concepción, con la luna bajo sus pies. Ella no solo desata los nudos sino que aplasta con su pie la causa de todos ellos: la maldita serpiente fomentadora del pecado. En la parte inferior del cuadro, un ángel guía a un hombre por la oscuridad de la vida.

La Virgen quiere ayudarnos pero requiere nuestra humildad para dejarnos llevar de la mano.  Hay que saber que estamos en batalla  espiritual. El demonio no puede contra el Hijo de María, Jesús y anda tras sus otros hijos. ¿Quienes son los hijos de María? La Biblia nos dice: “Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús” Apocalipsis 12,17. Pero mientras seamos hijos fieles el enemigo no podrá vencernos.  La Madre es refugio seguro.

ORACIÓN

Santa María desatadora de nudos
Santa María, llena de la presencia de Dios,
durante los días de tu vida aceptaste con
toda humildad la voluntad del Padre,
y el Maligno nunca fue capaz de enredarte con
sus confusiones.
Ya junto a tu Hijo
intercediste por nuestras dificultades y,
con toda sencillez y paciencia,
nos diste ejemplo de cómo desenredar
la madeja de nuestras vidas.
Y al quedarte para siempre como
Madre Nuestra, pones en orden y haces mas
claros los lazos que nos unen al Señor.
Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra,
Tú que con corazón materno desatas los
nudos que entorpecen nuestra vida,
te pedimos que nos recibas en tus manos
y que nos libres de las ataduras y confusiones
con que nos hostiga el que es nuestro enemigo.
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo,
líbranos de todo mal, Señora Nuestra
y desata los nudos, que impiden nos unamos a Dios,
para que libres de toda confusión y error,
los hallemos en todas las cosas,
tengamos en El puestos nuestros
corazones y podamos servirle
siempre en nuestros hermanos.

Amén.

NOVENA A LA VIRGEN DESATANUDOS

Cada día:
La Señal de la Cruz y el Acto de Contrición para que Dios nos purifique el corazón:
Pésame Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido.
Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí;
pero mucho mas me pesa porque pecando ofendí un Dios tan bueno y tan grande como vos;
antes querría haber muerto que haberle ofendido,
y propongo firmemente ayudado por tu divina gracia,
no pecar mas y evitar las ocasiones próximas de pecado. Amén’” Lee el resto de esta entrada

NOVENA EN HONOR A SAN FRANCISCO DE ASÍS.

Modo de rezarla:
1.-Hacemos la señal de la cruz. Oración Preparatoria.
2.-Rezamos el Acto de Contrición pidiendo perdón por
nuestras faltas y pecados y hacer el propósito de
Confesarnos.
3.-Rezamos el santo Rosario, las tres primeras Decenas
4.-reflexión propia del día .Decimos la intención por la
cual queremos rezar esta NOVENA y se puede añadir al
final “San Francisco ruega por nosotros”
5.-Completar las dos Decenas del Rosario que faltaban.
6.-Despedida con la Oración de San Francisco.

ORACIÓN PREPARATORIA.

Dios Padre de amor y misericordia, que otorgaste a
nuestro Padre San Francisco de Asís, la gracia de
asemejarse a Cristo, por la humildad y la pobreza, por el
amor y el servicio, concédenos caminar tras sus huellas
Para que podamos seguir a tu Hijo Jesús y entregarnos
a ti con Amor Jubilosos.

Amén.

DÍA PRIMERO

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz. Que busquemos la paz en nuestro interior, reorientando nuestra vida
Que nuestra entrega sea incondicional en el amor, nos solo hacia las personas ,sino hacia todo aquello que hagamos durante el día, en el trato diario, en diálogo, en el trabajo: Si en todo aquello con lo que nos relacionamos, ponemos amor, encontramos paz.
Ayúdanos a entender, Francisco, que el amor se realiza haciendo el bien a los demás, sin esperar que me lo pidan.

DÍA SEGUNDO


San Francisco ayúdanos a ser Instrumento de Paz ,donde haya odio, pongamos amor, donde haya ofensa pongamos perdón.
Que aprendamos a amor a nuestro Prójimo como a nosotros mismos ( si es necesario setenta veces siete ),que aprendamos a borrar de nuestras almas la palabra “rencor” que nos impide estar tranquilos. San Francisco, haznos humildes para aceptar aquellas cosas que no podemos cambiar. El amor no admite razón, se entrega sin esperar nada a cambio, por que “dando” se recibe y se encuentra lo que se necesita.

DÍA TERCERO

San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, donde haya discordia, que pongamos unión, que donde haya duda pongamos la fe.
Ayúdanos a desterrar de los corazones, la envidia y el orgullo, a cerrar los labios antes conversaciones ásperas, que se convierten en disputas y que llevan a la discordia: Haz que sepamos escuchar y dialogar. San Francisco, ayúdanos a defender la verdad, esa verdad que nos hará libres, que donde haya error pongamos verdad.

DÍA CUARTO


San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que donde haya desesperación, pongamos esperanza, que donde haya tinieblas pongamos la luz. Ayúdanos a luchar contra el pesimismo, que con nuestro esfuerzo perseverante podamos, podamos alcanzar esos logros en la vida que renovarán nuestro amor propio. Confiemos que no hay vida infiel en la tierra, para el poder de Dios…San Francisco ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que donde haya tristeza, pongamos alegría, aunque sea con una palabra amable, una sonrisa, un gesto que no cuesta nada, pero que construye mucho: Regalar alegría enriquece mucho a quien lo recibe y no empobrece a quien la da.

DÍA QUINTO

San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que no busquemos tanto ser consolado, como en consolar. Si no sentimos y pensamos que el otro puede sufrir mas que yo, siempre creeremos que nuestro del otro es superior al del otro. Francisco de Asís, tú que llevaste las llagas sufrientes de Cristo, ayúdanos a entender que siempre hay otros que sufren más que yo. Que aprendamos a llevar el dolor, como lo llevó el Señor.

DIA SEXTO

San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que no busquemos tanto ser comprendido, sino en comprender.
Que aprendamos a ponernos a disposición del otro, a tener compasión del que sufre, especialmente del más pobre y
desvalido. Ayúdanos a dar una palabra de esperanza al que se encuentra triste y abandonado, a estar cerca del que está alegre y esperanzado para que no se aleje de Dios. San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, para que no busquemos tanto ser amado, sino en amar; que podamos desterrar el egoísmo para que en nosotros actúe el amor. Que los bienes de la tierra no nos hagan perdernos de los bienes del Reino.

Lee el resto de esta entrada

Novena a San Martín de Porres

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh Dios misericordioso, que nos disteis en el Bienaventurado Martín un modelo perfecto de humildad, de mortificación y de caridad; y sin mirar a su condición, sino a la fidelidad con que os servía, le engrandecisteis hasta glorificarle en vuestro Reino, entre los coros de los ángeles! Miradnos compasivo y hacednos sentir su intercesión poderosa. Y tú, beatísimo Martín, que viviste sólo para Dios y para tus semejantes; tú, que tan solícito fuiste siempre en socorrer a los necesitados, atiende piadoso a los que, admirando tus virtudes y reconociendo tu poder, alabamos el Señor, que tanto te ensalzó. Haznos sentir los efectos de tu gran caridad, rogando por nosotros al Señor, que tan fielmente premió tus méritos con la eterna gloria.

Amén.

Rezar a continuación la meditación y la oración del día que
corresponda:

DÍA PRIMERO
ORIENTACIÓN

Al instruirse el niño Martín en las primeras nociones propias de su edad, comenzaba también a conocer a Dios que ya desde entonces vino a ser la razón y divisa de su conducta. Púsose luego bajo la enseñanza de un maestro que era barbero-cirujano, que en aquel tiempo no sólo sabían el arte propio de la barbería, sino también el de curar las enfermedades más Corrientes… Preveía Martín el bien que podía prestar a sus prójimos, y así gustaba de tal oficio gozoso de poder ser un día útil a sus semejantes. Donde se ve, cómo la Divina Providencia iba orientando a su Siervo, preparándolo para los fines a que lo destinaba.

Pídase la gracia que se desea.

Un Padrenuestro, tres Avemarías y un Gloria.

Oración final

¡Oh feliz Martín, que, contento en tu condición de hijo de una esclava, te
dejabas guiar por la mano de Dios ya en tu niñez; haz que nos resignemos en
todo a los designios de la Providencia! A imitación tuya aceptamos gustosos la
voluntad del Señor y sus designios sobre nosotros. Tú nos enseñas que si somos
buenos con Él, Él será generoso con nosotros; he aquí que queremos servirle
fielmente. Ayúdanos tú, Martín bondadoso, y ruega por nosotros a tu amado
Jesús, Dios verdadero, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los
siglos de los siglos.

Amén.

DÍA SEGUNDO
FE EN DIOS

Era tan firme la fe de fray Martín, que suspiraba pidiendo a Dios la gracia de morir por defenderla. Por su parte empleaba el tiempo que le quedaba libre, en enseñar la doctrina cristiana a los indios y negros en Lima; luego se iba a Limatambo, distante media legua de la ciudad, y a otras haciendas vecinas, donde enseñaba a los humildes trabajadores y esclavos, consolándolos en sus trabajos y enfermedades, e inspirándolos amor a la Cruz. Hubiera querido multiplicarse, para llevar a todas partes el conocimiento de Dios. El Señor le concedió la gracia especialísima, de actuar al parecer a la vez en dos lugares en cuya virtud, le vemos instruyendo y consolando a los sufridos negros en el África y otros lugares apartados.

Pídase la gracia que se desea.

Un Padrenuestro, tres Avemarías y un Gloria.

Oración final

¡Oh glorioso fray Martín, que desde tus primeros años aprendiste a andar por
los caminos del Señor, firme siempre tu fe en Dios, celoso por su gloria y
salvación de las almas; haz que vivamos esa misma fe, como hijos de Dios que
somos! Ruega por nosotros, para que te imitemos en la fidelidad, y alcánzanos
las gracias particulares que sabes necesitamos, ya que tanto puedes ante
nuestro Rey Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.

DÍA TERCERO
MORTIFICACIÓN

Fray Martín, no obstante el conservarse en la gracia bautismal, se consideraba el peor de los nacidos, e indigno del hábito que llevaba; y a imitación de su Santo Patriarca, oraba casi toda la noche, disciplinándose hasta por tres veces de un modo cruel. No perdía ocasión de humillarse, gozando cuando se veía despreciado o insultado. Cuando le honraban personas distinguidas, corría a un lugar oculto, y se disciplinaba duramente; si no se le proporcionaba lugar a propósito, se abofeteaba diciendo: -Pobre infeliz ¿cuando mereciste?.., No seas soberbio; bien conoces que eres un ruin, que naciste para esclavo de estos señores, y que sólo por amor a Dios pueden sufrirte tantos religiosos santos.

Pídase la gracia que se desea.

Un Padrenuestro, tres Avemarías y un Gloria.

Oración final

¡Oh Dios misericordioso, que nos diste al humilde fray Martín, como ejemplo de
penitencia y mortificación; sednos propicio y olvidad nuestras infidelidades! Y tú,
purísimo Martín, que no sólo sufrías resignado tus trabajos y enfermedades,
sino que mortificabas duramente tu inocente cuerpo; alcánzanos del Señor el espíritu de penitencia, con el cual, al menos, suframos con alegría las mortificaciones de nuestros semejantes y nuestros propios males, para que, purificados de nuestros pecados, seamos aceptables a Dios y acreedoras a tu poderosa protección.

Amén.

Lee el resto de esta entrada

NOVENA DE CONFIANZA A LA SANTÍSIMA VIRGEN

Madre mía Santísima, en tus manos pongo esta súplica.

Bendícela.

Después, preséntala a Jesús.

Haz valer tu amor de Madre y tu poder de Reina.

Cuento con tu ayuda.

Confío en tu poder.

Me entrego a tu voluntad.

Madre de Dios y Madre mía, ruega por mí.

 

(Petición)

Tres Avemarías

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Sagrado Corazón de Jesús que nos dijiste «pedid y recibiréis», «buscad y hallaréis», «llamad y se os abrirá», y nos aseguraste que cualquier cosa que pidamos al Padre en tu nombre nos la concederás; con María, tu Santísima Madre, acudo a Ti y a tu Padre pidiendo humildemente que mis oraciones sean oídas. (Petición.)

Señor, ven en mi ayuda.

Señor, apresúrate a socorrerme.

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío. (Tres veces).

Novena de la Prosperidad


Oración de Preparación Diaria

SALMO 51

Por tu amor Oh Dios ten compasión de mi, por tu gran ternura, borra mis culpas. ¡Lávame de mi maldad! ¡Límpiame de mi pecado! Reconozco que he sido rebelde, mi pecado no se borra de mi mente. Contra ti he pecado y sólo contra ti Haciendo lo malo, lo que tú condenas. Por eso tu sentencia es justa irreprochable tu juicio.
En verdad soy malo desde que nací; soy pecador desde el seno de mi madre. En verdad, tu amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría. Purifícame con hisopo, y quedare limpio, lávame y quedare mas blanco que la nieve. Lléname de gozo y alegría, alégrame de nuevo aunque me has quebrantado. Aleja de tu vista mis pecados y borra todas mis maldades. Oh Dios ¡Pon en mí un corazón limpio! ¡Dame un espíritu nuevo y fiel! No me apartes de tu presencia ni me quites tu Santo Espíritu. Hazme sentir de nuevo el gozo de tu salvación. Sostenme con tu espíritu generoso, para que yo enseñe a los rebeldes tus caminos y los pecadores se vuelvan a ti. Líbrame de cometer homicidios, oh Dios de mi salvación, y anunciare con cantos que tú eres justo. Señor, abre mis labios y con mis labios te cantaré alabanzas. ¿Tú no desprecias, oh Dios, un corazón hecho pedazos!
SALMO 91

El que vive bajo la sombra protectora del Altísimo y Todopoderoso, dice al Señor “Tu eres mi refugio, mi castillo, ¡mi Dios, en quien confío! Sólo El puede Librarte de trampas ocultas y plagas mortales, pues te cubrirá con sus alas, y bajo ellas estarás seguro. ¡Su fidelidad te protegerá como un escudo! No tengas miedo a los peligros nocturnos, ni a las flechas lanzadas de día, ni a las plagas que llegan con la oscuridad, ni a los que destruyen a pleno sol; pues mil caerán muertos a tu izquierda y diez mil a tu derecha. Pero a ti nada te pasará. Solamente lo habrás de presenciar, verás a los malvados recibir su merecido. Ya que has hecho del Señor tu refugio, del Altísimo tu lugar de protección, no te sobrevendrá ningún mal ni la enfermedad llegará a tu casa, pues el mandará que sus ángeles te cuiden por donde quiera que vayas.
Te levantarán con sus manos para que no tropieces con piedra alguna. Podrás andar entre leones, entre monstruos y serpientes. “Yo lo pondré a salvo, fuera del alcance de todo, porque él me ama y me conoce. Cuando me llame, le contestaré: ¿Yo mismo estaré con el! Lo librare de las angustias y colmare de honores; le haré disfrutar de una larga vida. Le haré gozar de mi salvación.
ORACIÓN A LA REINA DE LOS SANTOS ÁNGELES

Excelsa Reina del Cielo. Señora de los ángeles, tú has recibido de Dios el poder y la misión de pisar la cabeza de Satanás. Te pedimos humildemente envía tus ejércitos celestiales, los encargados de traer prosperidad a…… (Mi vida, empleo, estudio, negocios, familia……), a fin de que bajo tu manto, se ponga en combate contra los espíritus de ruina y luchen contra ellos en todas las partes, que quiebren su arrogancia y los precipiten al infierno. ¿Quién es como Dios?
Madre bondadosa y llena de amor. ¡Tú serás siempre nuestro amor y esperanza! Madre de Dios, envía a tus Santos Ángeles y Arcángeles defiendednos y protegednos Vosotros Santos Ángeles y Arcángeles liberadnos de los espíritus destructores y de ruina. AMEN.
ORACIÓN A LOS SANTOS ÁNGELES
A vosotros, espíritus celestiales, vosotros siervos de Dios. Los espíritus malignos y soberbios, envidiosos, perturbadores y astutos, se conjugaron para arruinarnos, para perdernos, por eso invocamos vuestro apoyo a fin de que un número tan grande de enemigos orgullosos y destructores, astutos y poderosos no puedan vencernos ¡ayúdanos!,  vosotros Santos Ángeles combatid fielmente por mí día y noche en esta lucha permanente. Me encomiendo especialmente a vosotros Santos Ángeles de prosperidad guiadme que estoy ciego, enseñadme que soy ignorante.
Fortalecedme que soy débil, protegedme que soy indigno, traedme de nuevo cuando me desvié, insistidme cuando este perezoso, despertadme cuando duerma, ayudadme a avanzar cuando yo ande.
Os invitamos para que combatáis contra todos los espíritus que detienen la bendición que el Señor ya me ha dado, sacad al devorador de mi vida, familia, trabajo, negocio estudio.
Que los Cielos sean abiertos para que la Prosperidad llegue. (Ora por la persona o lugar por quien estés intercediendo) . Por los Obispos y Sacerdotes para que sean fortalecidos por el Espíritu Santo.
Gloria al padre… (Tres veces).

 Gozos 

 Todos:

Oh bendito Padre,

Mi amadísimo Señor

Tú eres mi amparo,
Mi seguro protector.
Aunque tu amor misericordioso no merezco, todo te lo confío. Haz que mi casa sea prosperada y mi hogar sea bendecido.

 Oh bendito Padre. Mi amadísimo Señor…
Envía a tus Santos Ángeles, para que ahuyenten al devorador. Trayendo así con ellos el ejército  prosperador.
 Oh bendito Padre.  Mi amadísimo Señor…
Tú sabes Señor soy débil, más por tu gran amor hoy me cubres con tu gracia y me das liberación.
 Oh bendito Padre. Mi amadísimo Señor……
Enséñame a ser generoso, oh bendito protector te entrego toda mi vida y también mi corazón.
 Oh bendito Padre. Mi amadísimo Señor….
Ayúdame en mis congojas. Oh madre del salvador, intercede Virgen para que alcance la bendición.
Oh bendito Padre. Mi amadísimo Señor…
ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo enséñame a comprender como Jesús comprende, enséñame a amar como Jesús nos ama, enséñame a perdonar como Jesús perdona y dar sin mezquindad, porque dando es como se recibe y así vendrá Prosperidad.
INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL 
San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha, se mi amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio, Que Dios manifieste sobre él su poder, es mi humilde súplica y Tú Príncipe de las milicias Celestiales, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas AMEN.

Lee el resto de esta entrada

NOVENA AL PADRE PÍO DE PIETRELCINA

DÍA 1°
Amado Padre San Pío de Pietrelcina, tú has llevado sobre tu cuerpo los estigmas de nuestro Señor Jesucristo. Tú también has llevado la cruz por todos nosotros, soportando los sufrimientos físicos y morales que te flagelaron continuamente el alma y el cuerpo, en un doloroso martirio. Te rogamos, intercedas ante Dios Todopoderoso para que cada uno de nosotros sepa aceptar las pequeñas y grandes cruces de la vida, transformando cada individual sufrimiento, en un seguro vínculo que nos lleve a la Vida Eterna.
Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
Padre Pio, míranos con bondad y alcánzanos de Dios Padre, imitar tus ejemplos y palabras, para que nosotros podamos huir siempre del pecado y ser ejemplos vivos del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.

CREDO
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

AVE MARÍA

Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo, bendita Tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

JACULATORIA

Jesús, María, Os amo, salvad almas.

GLORIA

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

DÍA 2°
Santo Padre San Pio de Pietrelcina, tú que estas cerca de nuestro amadísimo Padre Celestial, y has recibido la santidad y la gracia para resistir las tentaciones del maligno. Tú has sido golpeado por los demonios del infierno, que quisieron convencerte a abandonar tu camino de santidad. Te pedimos que ruegues a Dios por nosotros, para que con tu ayuda y con la de Nuestro Señor, encontremos la fortaleza espiritual para renunciar al pecado y para conservar la fe hasta el día de nuestra muerte.
Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
Padre Pío, tu naciste en el seno de una familia pobre, trabajadora y profundamente cristiana, alcanzanos de la Providencia Divina un trabajo digno que haga posible el crecimiento humano y cristiano, de las familias de nuestra patria. Roguemos al Señor.
(REZAR EL CREDO, PADRE NUESTRO, AVE MARÍA, JACULATORIA Y GLORIA)

DÍA 3°
Virtuoso Padre San Pío de Pietrelcina, tú has querido muchísimo a Nuestra Señora; quien cada día te concedió gracias y consuelos que solamente ella podía alcanzar de su hijo Jesús. Te suplicamos ruegues por nosotros a la Virgen Santa y pongas en sus manos nuestros pecados y nuestras frías oraciones, para que como en Cana de Galilea, por intercesión de María, Jesús nos conceda llegar a la santidad y a la vida eterna.
Pide por nosotros, confiamos en tu intercesión y en que nos alcanzarás de Dios las gracias que estemos necesitando. Te lo suplicamos por Jesucristo nuestro Señor, amén.
Padre Pío, tú que respondiste tempranamente a la vocación con que Dios te llamó a la vida religiosa, por tu intercesión alcanza a la Iglesia, muchos santos, religiosos y religiosas, que sean dignos de santidad en medio del pueblo de Dios. Roguemos al Señor.
(REZAR EL CREDO, PADRE NUESTRO, AVE MARÍA, JACULATORIA Y GLORIA) Lee el resto de esta entrada